Mimosas para el Día de la Mujer: amor y fraternidad

{"key":"e4"}

La mimosa es una especie arbórea fuerte, casi indestructible, capaz de prosperar en la tierra quemada y de resurgir en lugares devastados. Por su naturaleza tan resistente se le atribuyen, desde muy antiguo, propiedades mágicas como escudo protector y para romper hechizos y maldiciones. La simbología alrededor de la mimosa es de carácter alentador y mágico.

Alejandra Remón y Taller Silvestre reinterpretan esta flor basándose en la tradición italiana del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer. En ese día, las mujeres se regalan mimosas entre ellas para celebrar la amistad, la valentía y el coraje.

La historia de esta tradición italiana comienza en 1946, cuando terminó la guerra. Entonces Teresa Noce, Rita Montagnana y Teresa Mattei lucieron un pequeño ramillete de mimosas en su solapa. Querían celebrar la fuerza y el coraje de sus compañeras y amigas, “ensalzando su valentía, compromiso y solidaridad con el resto de las mujeres y celebrando con júbilo y entusiasmo la admiración que sentían hacia cada una de ellas”.

Desde entonces, las ilusión, el amor y la esperanza se tiñen de amarillo en Italia cada 8 de marzo, una tradición que Alina Macías de Taller Silvestre y Alejandra Remón reinterpretan con un set de láminas botánicas de mimosas prensadas, a las que le acompañan una carta de admiración para enviar a las mujeres que queremos celebrar.

Para celebrar este Día Internacional de la Mujer, Taller Silvestre ha diseñado una caja de edición limitada que contiene cuatro laminas botánicas en papel de algodón hecho a mano, con una mimosa prensada, cuatro cartas en papel vegetal y sobres color amarillo mimosa para enviar como tributo a las mujeres que admiramos.