El uso de plásticos por parte de la sociedad occidental es indiscriminado y las consecuencias de ese uso masivo son terribles a corto y largo plazo. En concreto, el plástico se utiliza de forma irracional en el sector de la alimentación y ya son muchas las iniciativas que buscan romper esta dinámica destructiva y contaminante. De ahí que cualquier proyecto que busque reemplazar este material por otros biodegradables son siempre bienvenidos.

Entre las horas de un viaje Madrid-Tokio, Pablo Rubio se acercó al blog para darnos su visión sobre el momento que está viviendo el diseño. Como CEO y fundador de Erretres, tiene una trayectoria significativa desarrollando proyectos para, entre muchos, Canal+, el Ayuntamiento de Madrid, Chazz (When Chess met Jazz) o Civitatis. En esta entrevista, conversamos con él sobre el papel del diseño en este momento crucial, sobre la iniciativa Erretres Open Lab y su compromiso con la educación y, como no, sobre su inspiración. Conocerle nos permite conocer a unos de los protagonistas de lo que está pasando en nuestro ámbito.

Con solo con escuchar su nombre, Folch, todos prestamos atención. Tal vez por ser un estudio que hace proyectos tan relevantes como atractivos. Tal vez por su carga conceptual y el pensamiento profundo asociado. O tal vez porque, en nuestro ámbito, estamos sedientos de nuevos planteamientos, nuevas visiones y nuevas ideas.

En esta entrevista los socios de Folch, Albert Folch –Creative Director & Founder Partner– y Rafa Martínez –COO & Head of Brand Strategy Partner–, nos hablan de cómo valoran el pensamiento y las ideas. De cómo estamos en un momento en el que hay que repensar el branding y también de cómo el talento joven es sabio y desacomplejado.

Seamos de aquí o de allá, Nacho Padilla está despertando la curiosidad muchos. Como Director Creativo del Ayuntamiento de Madrid es responsable de uno de los muchos cambios que está sufriendo la ciudad: todo lo relativo a su comunicación conceptual y visual. En esta entrevista nos habla de cuestiones profundas como los espacios públicos, la marca ciudad, el binomio burocracia-creatividad y también de cuestiones más livianas, como su inspiración o la esencia de Madrid.