La mimosa es una especie arbórea fuerte, casi indestructible, capaz de prosperar en la tierra quemada y de resurgir en lugares devastados. Es por su naturaleza tan resistente, por la que se le atribuyen, desde muy antiguo, propiedades mágicas. Tanto como escudo protector ante problemas, como para romper hechizos y maldiciones. La simbología alrededor de la mimosa es de carácter protector, alentador y mágico.

Alejandra Remón y Taller Silvestre reinterpretan la tradición italiana del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, en el que las mujeres se regalan mimosas entre ellas para celebrar la amistad, la valentía y el coraje. Para ello, han creado un set de laminas botánicas de mimosas prensadas, a las que le acompañan una carta de admiración, para enviar a las mujeres que queremos celebrar.

Más que una entrevista esta entrada del blog es un deleite para los sentidos y tiene como protagonista a Taller Silvestre. Un proyecto de artesanía contemporánea con una filosofía que habla de lo ancestral, artesanal y atemporal y rinde homenaje al trabajo realizado con las manos para transmitir la poesía del proceso de creación. Taller Silvestre se vale de lo frágil y sutil para recolectar plantas y flores y trabajar en la composición floral, los tintes botánicos y la cerámica, realizando talleres y experiencias alrededor de estos trabajos.

Fundado por Alina Macías y Verónica Marcela García, en su taller recolectan, prensan y clasifican plantas silvestres y componen paisajes. Cada pieza es un paisaje, una estación del año, un recuerdo. Algo muy sencillo y bello a la vez.

En un momento como este de crisis, enfrentamientos, soledad, sufrimiento y cambios, acercarnos a este mundo nos ayuda a mirar con perspectiva y a sentir que lo importante y lo bello, aunque todo cambie, sigue siendo importante y bello.