La joyería está resurgiendo, igual que todas las artesanías. Porque si algo positivo nos están trayendo los delirantes acontecimientos de esta última década es la vuelta al encanto de las técnicas ancestrales, a lo creado con las manos y a la recuperación de materiales nobles. Y así, pasan los años y las tendencias, pero las joyas mantienen el mismo significado y un inigualable “componente sentimental”.

Para conocer más de la joyería contemporánea, nos adentramos en el universo de la diseñadora madrileña Beatriz Palacios. Una Ingeniera de Minas que dejó de serlo para crear grandes piezas a pequeña escala.

Conscientes de que forman parte de una de las industrias más contaminantes, las marcas de moda han emprendido un camino de no-retorno en el que la sostenibilidad se hace hueco. Poco a poco, pero con fuerza.

Una iniciativa interesante es la que ha puesto en marcha H&M. Lo han llamado Color Story y consiste en un método creativo de trabajar el color en los tejidos con técnicas ultramodernas que ahorran agua y energía. dos de los puntos más conflictivos en la producción de moda. Por el momento, lo han implementado en “diseños divertidos que cobran vida con tonos tierra vibrantes, estampados de texturas poéticas y telas elegantes”.

La diseñadora Nùria Vila es una pionera. Antes de que la sostenibilidad fuera un término común, antes de que formara parte del discurso de las marcas y antes de que fuera unos de los objetivos mundiales a alcanzar en 2030 (ODS), ella los interiorizó e incorporó a su vida y a trabajo.

Sus proyectos, equilibrios perfectos entre lo ético y lo estético, son un ejemplo para abrir los ojos ante una realidad que ya es imposible de ignorar. Y, conocer su filosofía, nos ayuda a los diseñadores a entender nuestra responsabilidad con el entorno y porqué nuestra profesión tiene tanto que decir, tanto que aportar y aún tanto que mejorar.

Más que una entrevista esta entrada del blog es un deleite para los sentidos y tiene como protagonista a Taller Silvestre. Un proyecto de artesanía contemporánea con una filosofía que habla de lo ancestral, artesanal y atemporal y rinde homenaje al trabajo realizado con las manos para transmitir la poesía del proceso de creación. Taller Silvestre se vale de lo frágil y sutil para recolectar plantas y flores y trabajar en la composición floral, los tintes botánicos y la cerámica, realizando talleres y experiencias alrededor de estos trabajos.

Fundado por Alina Macías y Verónica Marcela García, en su taller recolectan, prensan y clasifican plantas silvestres y componen paisajes. Cada pieza es un paisaje, una estación del año, un recuerdo. Algo muy sencillo y bello a la vez.

En un momento como este de crisis, enfrentamientos, soledad, sufrimiento y cambios, acercarnos a este mundo nos ayuda a mirar con perspectiva y a sentir que lo importante y lo bello, aunque todo cambie, sigue siendo importante y bello.

Leandro Cano es un diseñador que ha roto los estándares clásicos de la moda. Diseña prendas como obras de arte en colecciones de carácter experimental que se construyen sobre conceptos sólidos y volúmenes, tejidos y colores estudiados minuciosamente. Su trayectoria es fulgurante y está avalada con premios como el Designer for Tomorrow, el Samsung Innovation Project de la Mercedes Benz Fashion Week o el Who’s On Next Vogue, múltiples colaboraciones como con los almacenes alemanes Peek and Cloppenburg y Marc Jacobs y piezas expuestas en el Museum Angewandte Kunst de Frankfurt. Y, como último logro, cerró el pasado marzo la Paris Fashion Week con su nueva colección A tu Vera.

Pero su vertiginosa carrera, su versatilidad y originalidad, no podrían ser explicadas sin sus orígenes humildes de los que se siente profundamente orgulloso, sin su amor por la cultura, sin su férrea defensa de lo sostenible y sin su cercanía y gratitud.